El pasado 29 de octubre se llevó a cabo un concurso de disfraces donde los trabajadores demostraron su creatividad al momento de participar. Previamente, hubo una reunión en la que se buscó reforzar los lazos entre las diferentes áreas de la empresa, organizando un almuerzo de confraternidad.

El área de Marketing organizó el concurso, determinando las bases y los premios: tanto para el 1° y 2°. Los factores que se evaluaron fueron: creatividad en el disfraz, conocimientos y desempeño. La creatividad estuvo presente, los trajes tomaron los pasillos de las oficinas también la alegría y los colores permanecieron en toda la jornada laboral.

Progresivamente, se está regresando a la normalidad. Eso, conlleva mucha responsabilidad para organizar algún evento o celebración, se mantuvo todos los cuidados y protocolos durante el festejo.

La integración de las personas que conforman una empresa o corporación debe generarse de manera continua, pues el trabajo en equipo es fundamental para alcanzar las metas propuestas, tanto personales como corporativas.